Arqueologia

arqueologia

La arqueología es la disciplina dedicada al estudio de antiguas culturas humanas, incluyendo su arte y monumentos. Etimológicamente, el término proviene de las palabras griegas archaios (‘viejo’ o ‘antiguo’) y logos(‘ciencia’).

La mayoría de los primeros arqueólogos, que aplicaron el origen de su disciplina a los estudios de los anticuarios, definieron la arqueología como el “estudio sistemático de los restos materiales de la vida humana ya desaparecida”. Otros arqueólogos enfatizaron aspectos psicológico-conductistas y definieron la arqueología como “la reconstrucción de la vida de los pueblos antiguos”. En algunos países la arqueología ha estado considerada siempre como una disciplina perteneciente a la antropología. Mientras que la antropología se centraba en el estudio de las culturas humanas, la arqueología se dedicaba al estudio de las manifestaciones materiales de éstas. De este modo, las antiguas generaciones de arqueólogos estudiaban un antiguo instrumento de cerámica como un elemento cronológico que ayudaría a ponerle una fecha a la cultura que era objeto de estudio o, simplemente, como un objeto con un cierto valor estético. Los antropólogos verían el mismo objeto como un instrumento que les serviría para comprender el pensamiento, los valores y la cultura de quien lo fabricó leer mas aqui

Ciencias auxiliares de la Historia

Ciencias  auxiliares de la historia son aquellas disciplinas que el historiador utiliza como herramientas  para validar la autenticidad e integridad de hechos, reliquias, documentos y otros hallazgos con algún valor histórico.

Algunos prefieren llamarlas disciplinas auxiliares, ya que técnicamente al denominarlas ciencias auxiliares, no se estaría haciendo justicia de su valor como ciencias completas en sí mismas.

Entre las principales ciencias auxiliares de la Historia, encontramos las siguientes:

1)      Geografía, que estudia la Tierra, y que es de enorme valía para apreciar en qué lugares se han desarrollado las sociedades humanas y qué posible influencia ha ejercido en ellas en ambiente físico;

2)      Cronología, que tiene por objeto fijar las divisiones del tiempo, el orden de las fechas y de los hechos, a fin de sistematizarlos debidamente. El interés de esta ciencia y el de la Geografía es tal, que se les ha llamado “los ojos de la Historia”.

3)      Etnología, que se refiere a las características de las razas humanas;

4)      Geología, que investiga la forma de la tierra y las transformaciones de que ha sido objeto la corteza terrestre.

5)      Numismática  es el estudio científico de las monedas, medallas y medallones, los cuales tienen materiales y símbolos característicos que se prestan para análisis. A través de esta disciplina se busca establecer las características de los pueblos y personas que las usaron, no solo desde el punto de vista económico.

6)      Paleografía  estudia los escritos de la antigüedad, similarmente a lo que hacen algunas ciencias auxiliares de la historia mencionadas anteriormente. La diferencia es que la ultima abarca a todas las anteriores, y además estudia otro tipo de documentos y tiene funciones más amplias.

Arqueología, uno de los campos de la antropología, estudia a las diferentes culturas de la humanidad analizando los hallazgos materiales en conjunto con datos pertinentes del medioambiente directamente relacionado. Busca explicar los orígenes y el desarrollo de la cultura y comportamientos humanos.

Las fuentes primarias constituyen información de primera mano sobre acontecimientos históricos. Es documentación escrita o no escrita, en su versión original, y cuyo autor o autores puede o no haber participado en los hechos de referencia, pero si es que el documento se haya elaborado durante el periodo en que ocurrieron los acontecimientos o hasta un poco después. La importancia de este tipo de fuentes se encuentra en la objetividad y confiabilidad que ofrece al investigador por encontrarse en relación directa con el hecho histórico, sin haber sufrido interpretaciones o alteraciones.

Entre las fuentes primarias escritas pueden considerarse las cartas y diarios personales, documentos legales como actas o testamentos, notas periodísticas, memorias y autobiografías. Las fuentes no escritas pueden ser pinturas y dibujos, esculturas, obras arquitectónicas, utensilios, materiales arqueológicos, fotografías, videos, audio grabaciones, disquetes de computadora, etc.”

DELGADO DE CANTÚ, Gloria: “Historia Universal. De la era de las revoluciones al mundo globalizado”. México.

Una fuente primaria es la fuente documental que se considera material de primera mano relativo a un fenómeno que se desea investigar. En el caso de la historiografía, lo que en su tiempo ha servido como instrumento para construir historia.

Puede ser fuente primaria un trabajo por algún testigo presencial o protagonista de un evento histórico en el que estos son descritos pero, también pueden incluirse objetos físicos, artículos periodísticos, cartas o diarios personales.

También pueden ser, sin embargo, casi cualquier tipo de información: por ejemplo, los anuncios publicitarios de los años 50 pueden servir como fuente primaria en un trabajo sobre la percepción de la tecnología moderna.

Lo que distingue una fuente primaria de una fuente secundaria es mas el cómo se ha usado que el contenido.

Una fuente secundaria es generalmente una descripción historia construida a partir de fuentes primarias, pero los propios historiadores usan a menudo fuentes secundarias como testigos de su tiempo.

Un texto histórico es un documento escrito que puede proporcionarnos tras su interpretación, conocimiento sobre el pasado humano.

El objeto de comentar un texto histórico es acercarnos a la compresión de una época historia a partir de los elementos proporcionados por el texto.

De ahí la importancia de situar el documento en su contexto. Hay que desentrañar lo que su autor o autores ha dicho, como lo ha dicho, cuando, porque y donde, siempre relacionándolo con su momento histórico.

Las fuentes secundarias  son textos basados en fuentes primarias, e implican generalización, análisis, síntesis, interpretación o evaluación.

En el estudio de la historia, las fuentes secundarias son aquellos documentos que no fueron escritos contemporáneamente a los sucesos estudiados.

Una fuente secundaria es normalmente un comentario o análisis de una fuente primaria.